El Negocio del Mundial Libertador

Un hotel muy bueno. Una terraza, buen vino, risas nerviosas y los directivos esperando iniciar la reunión. Una videoconferencia encriptada desde el Palacio de Gobierno donde esperaban ese “tip tip, tip tip” que anunciara que ya estaba on-line; aclaro que la reunión fue en portugués y fue totalmente traducida para este escrito que se lo entregué al administrador de esta cuenta.

El futbol es negocio

Nada personal, solo negocios

Cuando todos tomaron su lugar, la computadora empezó a emitir pitidos de que la presidente estaba escuchando la conversación(*): “Generalmente me encuentro fuera del fútbol pero el jogo bonito no esta siendo patrocinado y necesitamos que nos precisen esta Copa para poder hacer más ruido” enfatizó la presidente dejando un momento para la incomodisima reflexión acompañado de risas nerviosas que, no podían creer el pedido. “Sus demandas serán satisfechas”, agregó uno de los directivos.

La Comisión hablaban entre ellos, unos molestos, otros nerviosos por negociar pero ninguno se mostraba comodo hasta que el portavoz, su presidente aclaró tajantemente: “No tenemos intención de entregar ningún campeonato y menos ganarlo -pausó- pero sí, por omisiones nuestras hemos llevado al equipo a la semi-bancarrota.” Como si lo siguiente que dijera pesara mucho, se preparó, tomo aire y dijo: “Asientos exclusivos para el mundial, 9 meses de sueldo para antes de la Final totalmente saldada y sin contratiempos“. Los ejecutivos, no acostumbrados a recibir ordenes, tragaron su orgullo y aceptaron “pero con una condición más”, sentenció el Director y “es que ustedes venden a Bernard por una buena suma así que esperamos la comisión nuestra por vender eso. No será mucho pero queremos comer”, bromeó.

El futbol=negocio

Más negocios

El Banquero, uno de los grandes interesados del fútbol saltó de la silla para dar fin a la reunión.

“Es importante que mantengan su palabra, esto es un yaocho japones del fútbol así que nadie sabe nada. Pondré en su cuenta el dinero de sus jugadores y en cuanto al dinero de Bernard lo tendrán además de una suma extra por haber aceptado esto; Brasil tiene que promocionar el mundial, ustedes son el puente así que gracias”. Sus agradecimientos flotaban aún cuando el ya estaba en el ascensor apurado por otra reunión. Todos se levantaron y la presidente dijo las últimas palabras.

“Es un buen amigo nuestro, ayudó a Lula a propagar su Gobierno, ahora me ayuda a mi y mi club. Serán recordados como los-“ NO queremos recordatorios,dijo el presidente cortandole el grosso poético. “Queremos irnos de aquí”. Terminó esa reunión en febrero de 2013, no puedo precisar el día porque sino sabrán quien soy.

Si quieres creer, lo harás sino lo haces solo recuerda: NO VENGAS AL MUNDIAL.

(*) Hago aclaración esto me envió un secretario muy importante luego de un intenso Gtalk haciendole inquisición sobre lo leído. Accedí a postear por simple tekorei (aburrido) y dicho esto…nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s