El año del Codigo

Prólogo

Empecé mi contacto con las computadoras en un pequeño centro informatico en la ciudad de Ñemby llamado “Master Systems” donde nos enseñaban a usar todo el paquete de Microsoft Windows (completo) y plus Corel Draw.

Salí de dicho lugar con un certificado avalando que era uno de los mejores de la clase pero allí murió todo. Era 1998, una persona como yo que soñaba con una computadora solo podía hacer eso: soñar. El acceso a computadoras en Paraguay en aquella época era bajísimo, un artículo de lujo.

Inicia mi viaje

Pero tenía un consuelo: los videojuegos. Mis padres -bendecidos con la luz de Alá, el sabio, el todopoderoso, el único- me dieron primero un Family, jugaba con los hermanos Corvalán el Sega, luego cambiamos a Super Nintendo para luego darnos el lujo de una PS1; si eso no fuera suficiente, sacaba buenas para luego ser premiado con el fántastico PS2.

Si aquello no era suficiente para aplacar mi sed por lo virtual, JOPY (Juegos Online Paraguay) daba sus primeros pasos y me hice cuasi-miembro de “Alpha Ciber-Café” donde iba a jugar Counter-Strike 1.6 online con el user dax_el_loco; muchos amigos hice en aquellos tiempos y mi pasión por hacer algo por la computación renació pero volvió a estancarse cuando inicié la facultad bajo el peso de Orkut, la insistencia de los profesores que no usemos Wikipedia para informarnos y sobre todo presentar nuestros trabajos prácticos hechos a mano.

Era 2008 – 2009.

Code

Code. (Imagen: Wikimedia Commons)

Año 2010.

Volví a retomar aquel amor por lo digital con un blog al que colaboraba: Jopara Blog. Escribí sobre literatura y mucho. Llega el 2011 y aprendo sobre las habilidades del marketing digital y es allí donde arrastro una meta que en el 2016 podré cumplir: hacer código.

¿Sabían que a nivel mundial hay aproximadamente 40,000 desempleados por día, no por falta de personal, sino de mano de obra calificada? Es eso, no saber hacer código.

Hacer código le digo yo al proceso de escribir líneas de código para darle instrucciones a la computadora sobre un proceso que quiero. Hola soy Nelson y soy un analfabeto funcional del código.

Estamos en el año 2015 y si bien manejamos aplicaciones y sabemos leer o manipularlas, no sabemos que hay adentro de ella y mucho menos readaptar o escribirlas. Estamos ante una crisis de envergaduras monumentales que, si bien hoy no se siente, el día de mañana el futuro nos pasará la factura.

Te pido 5 minutos para que veas este video. Ni un gramo de arrepentimiento tiene.

Un 2016 dedicado a los códigos

Este año 2016 inicia mi viaje y lo haré no sólo porque quiera saber leer lo que uso, sino porque quiero que, quienes me conocen tomen mi ejemplo de no quedarse atrás con la educación vieja y desgastada.

maxresdefault

Si Homero Simpson lo hizo, ¿porque yo no? (Foto: simpsoncrazy.com)

Yo iniciaré mi viaje porque creo que el análisis númerico va mucho más allá de simplemente usar Excel y por ello este 2016, iniciaré mi viaje usando dos herramientas: Javascript y Python, especificamente mi prioridad será usar Python para poder aprender a usar en análisis a través de Pyhton y porque desde que aprendí a usar R programming, siempre me sentí atraído hacia Python.

¡Vamos!

No quiero que solamente lean, quiero que me acompañen. Hace 300 años, el hacer/cracker era la persona que sabía leer y escribir; hoy el hacker/cracker también cumple dicha función, solo que el campo donde leer y escribir ha cambiado. Debemos empezar de cero.

¡Animate y seguí mi ejemplo!

Anuncios

Un comentario en “El año del Codigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s